Cubo Magazine – Tu revista online de juegos de mesa

New Bedford

Caja de New Bedford

Caja de New Bedford

New Bedford

Autor: Nathaniel Levan

Editorial: Dice Hate Me Games

Nº Jugadores: 2-4

Duración: 75 Min.

Edad: 12 años en adelante

En apenas unos días dará comienzo la campaña para financiar New Bedford, el próximo lanzamiento de la editorial estadounidense Dice Hate Me Games, que ya optó por esta vía para la publicación de multitud de juegos como Viva Java, Carnival y Belle of the Ball entre muchos otros.

Este nuevo juego está ambientado en la época dorada de los buques balleneros, a mediados del siglo XVII donde los jugadores tendrán la oportunidad de construir la ciudad que da nombre al juego, situada en el estado de Massachusetts. New Bedford es un juego de colocación de trabajadores en el que los jugadores tendrán que obtener recursos para poder construir edificios que les proporcionen diferentes ventajas. Además, los jugadores podrán enviar barcos en busca de las ballenas. Cuanto más esperen para elegir el lugar exacto donde ir a buscarlas, los jugadores tendrán más información aunque también mayor riesgo de que las ballenas sean difíciles de capturar. Por supuesto, los jugadores tendrán que pagar a su tripulación al llegar a puerto.

La partida se divide en 12 rondas en las que en su turno, los jugadores colocan trabajadores hasta dos por ronda. Tenemos dos tableros diferentes para la ciudad y para las capturas donde podemos encontrar las acciones básicas del juego como coger recursos, vender mercancías, construir, atracar barcos y enviar barcos. Las acciones pueden usarse más d euna vez por ronda aunque el primer jugador en usarlas siempre obtiene una bonificación que dependerá de la acción concreta.

Muchos de los edificios añaden espacios de acción adicionales con nuevas acciones, acciones combinadas y versiones más beneficiosas de acciones básicas. El jugador que construye el edificio puede usarlo libremente mientras que el resto de jugadores tienen que pagar un coste. Además, en este caso el jugador que hubiese construido el edificio también obtiene puntos al final de la partida.

Para enviar los barcos a capturar ballenas los jugadores tienen que pagar dependiendo de lo lejano que sea el punto donde los envíe. Al final de la ronda, los jugadores se acercan a la orilla se cogen al azar piezas de ballena. Los barcos que se encuentren más alejados de la orilla tienen la oportunidad de elegir su acción en primer lugar pero conforme esto ocurre otros jugadores tienen la oportunidad de desplazar su barco para poder elegir después. Conforme avanza la partida la cantidad de ballenas disminuye y además, al llegar a puerto los jugadores han de pagar un porcentaje de los beneficios en concepto de tasas para poder quedarse con sus capturas.

Artículos relacionados

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *