Cubo Magazine – Tu revista online de juegos de mesa

Contrabandistas de Cornwall

Portada de Cornish Smuggler

Portada de Cornish Smuggler

Cornish Smuggler

Autores: Sam Brookes y Rachel Dobbs

Editorial: Grublin Games

Nº Jugadores: 2-4

Duración: 120 minutos

Edad: 13 años en adelante

La editorial de reciente creación apura los últimos días antes del lanzamiento de la campaña en Kickstarter para la financiación de Cornish Smuggler, su primer título publicado diseñado por los debutantes Sam Brookes y Rachel Dobbs. Durante el siglo XVIII en la región de Cornwall el contrabando se convirtió en la única forma de escapar de la pobreza y el hambre para muchos de sus habitantes debido a los altos impuestos. En Cornish Smuggler los jugadores se convertirán en contrabandistas que compran y venden mercancías para ganar algo de dinero mientras se aseguran de tejer una red de colaboradores tan amplia como sea posible. Asimismo, los jugadores tendrán que conseguir escondites secretos, efecturar sobornos para evitar miradas indiscretas y escapar de la atención de los oficiales de aduanas.

Al vender sus mercancías los jugadores pueden escoger el precio eligiendo entre incrementar su reputación e influencia vendiendo barato o bien obtener los máximos beneficios posibles al vender caro. Cuanto mayor es la reputación de un jugador le resultará más fácil transportar sus mercancías y evadir las aduanas, pero ya que el ganador de la partida será aquel con mayor cantidad de riquezas al final de la partida, los jugadores se verán obligados a equilibrar sus precios.

Durante la partida los jugadores han de elegir las mercancías con las que negociar asegurándose de que su tamaño no les impida ser transportadas en los barcos disponibles en cada momento, algo que no ocurre cuando las mercancías son pequeñas y manejables, de las que por desgracia se puede sacar menor beneficio. Además, en los pueblos pequeños los precios que sus habitantes están dispuestos a pagar serán menores que en las grandes ciudades, donde el riesgo de ser detenido es mucho mayor.

Los oficiales de aduanas se mueven a lo largo del tablero durante la partida dependiendo de las acciones de los jugadores. La descarga, transporte y venta de mercancías llamará la atención de los oficiales, que por suerte no son reacios a un pequeño soborno. El poder de los oficiales conforme la partida avanza y serán cada vez más numerosos por lo que el contrabando de mercancías se volverá cada vez una tarea más arriesgada.

 

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *