Kickstarter preview: Masters of Football

En estas últimas semanas hemos tenido la oportunidad de probar el prototipo de Masters of Football, que llegará a la plataforma de financiación colectiva Kickstarter el próximo día 3 de junio. Este nuevo título ha sido desarrollado de forma conjunta por los autores portugueses Pedro Natário, Rafael Pacheco, Luis Rosario y Luis Silva para cuya publicación han creado la editorial Thinking of a Number. Aunque las reglas del juego han sufrido algunos cambios desde nuestras primeras partidas, esta reseña cubre los aspectos fundamentales del juego y solo algunos pequeños detalles podrían diferir de la versión que finalmente sea publicada.

Como su propio nombre indica, Masters of Football es una nueva aproximación en forma de juego de mesa al llamado deporte rey, en esta ocasión desde la perspectiva del entrenador. La preparación inicial del juego es realmente sencilla y rápida. Al comienzo de la partida cada jugador recibe dos cartas de entrenador (entre las que debe elegir solamente una) que determinará su presupuesto para comprar jugadores, que dependiendo de sus habilidades estarán encuadrados en una de las cuatro categorías (oro, plata, bronce y madera). Los jugadores reciben 1 jugador oro, 2 jugadores plata y 3 jugadores bronce (cada uno de ellos con un coste creciente por categoría) entre los cuáles tendrán que repartir el presupuesto disponible. Si los jugadores adquieren menos de 3 jugadores, han de completar su equipo con jugadores de la última categoría, cuyas características son notablemente más bajas. A continuación los jugadores reciben 5 cartas de acción que en términos generales modifican los acontecimientos que tendrán lugar durante el partido y que pueden descartar a cambio de 1 millón adicional. Finalmente, los jugadores reciben 5 millones (que podrán gastar más adelante para comprar nuevos jugadores) y la partida está lista para comenzar.

Una de las cartas del juego (fotografía de Neil Thompson)

Una de las cartas del juego (fotografía de Neil Thompson)

Cada jugador elige tres jugadores, que coloca boca abajo en su lado del tablero, así como una carta de táctica de las cuatro que tienen disponibles. Cada uno de los jugadores elegidos para el partido tiene asociados unos valores numéricos que dependen de si ataca o defiende y de la táctica elegida, para un total de 8. Además, cada jugador tiene un valor de táctica, que sumado al valor obtenido en una tirada de dados y posibles modificadores por cartas, determina quién comienza el partido.

Tablero de juego, con las tablas de defensa y ataque

Tablero de juego, con las tablas de defensa y ataque

 Los jugadores determinan ahora el color del dado que será asignado a su valor de defensa (representado en el tablero por un guante de portero) y ataque (representado por un balón). Para ello han de sumar los valores de los jugadores para la táctica elegida y los modificadores por cartas. Por ejemplo, si la suma de los jugadores da como resultado 2+2+1 y las cartas modifican ese resultado con un +2, tenemos un resultado global de 5+2=7, lo que haría que el dado de defensa del jugador fuese el de color verde (ver tabla en el tablero) al que sumarán el dado negro especial en todos los casos (tanto en ataque como en defensa). Los colores de los dados, en orden creciente, serían rojo, naranja, amarillo, verde azul y morado, cuyos valores también varían en orden creciente. De esta manera, los dados rojos tienen los valores 0-0-1-1-2-2 mientras que los de color morado tienen 0-1-2-3-3-4. Si la tirada (más posibles modificadores) de ataque supera  a la tirada de defensa del rival, se considera que el atacante ha marcado un gol. Una de las caras del dado negro, que siempre se lanza junto al dado del color correspondiente de ataque/defensa, otorga un éxito inmediato independientemente de la suma obtenida si uno de los jugadores es considerado un genio (marcado en la carta con una pizarra en llamas).

 Masters of Football está pensado para jugar campeonatos completos, y por eso se recomiendan partidas a 4 jugadores. Una de las características principales del juego es que los propios jugadores son los que determinarán el tiempo de la partida, jugando largas fases finales en las que cada equipo juega dos veces contra cada uno de sus contrincantes (para un total de 12 partidos) o bien jugando unas semifinales eliminatorias con tres partidos en total, por mencionar solamente dos de las posibilidades. El sistema base del juego es sencillo pero las cartas de táctica y de acción, los diferentes valores de ataque/defensa de los jugadores, las sustituciones, etc. otorgan una profundidad táctica adicional al juego. De este modo los jugadores podrían por ejemplo elegir un equipo ultradefensivo al comienzo de la partida, con una táctica defensiva para luego introducir un cambio en el partido, dar salida a un jugador con alto nivel de ataque para intentar resolver el partido en el segundo tiempo.

Masters of Football es mucho más que elegir los jugadores, tirar los dados y esperar tener buena suerte. Por supuesto que el azar juega un papel en el juego, pero las posibilidades de controlar y mitigar dicho azar son tan amplias que se puede decir que la profundidad táctica del juego es considerable. Acceder a mejores dados tanto para atacar para defender, aunque no es garantía de éxito, aumenta considerablemente las posibilidades de salir airoso en las diferentes rondas del juego. En este sentido el juego está perfectamente equilibrado y, tal y como ocurre en el deporte real, tener un buen equipo y una táctica bien definida no siempre obtiene buenos resultados y siempre hay espacio para la sorpresa.

Caja y componentes

Caja y componentes

En el modo de juego de campeonato, los jugadores disponen de varios ases en la manga, ya que pueden mejorar su equipo durante el transcurso del mismo, tanto con nuevos jugadores como con cartas de acción. La introducción de esta variante hace también que cada partido sea diferente al anterior. Tanto las cartas de acción como el presupuesto son limitados, por lo que su gestión a lo largo de la partida es un aspecto fundamental.

A lo largo de las diferentes partidas que hemos jugado tenemos la sensación de que el juego muestra su mejor versión en partidas rápidas para dos jugadores. En este modo de juego el juego muestra todo su potencial y permite partidas de una duración en torno a la media hora, dando lugar a una posible e inmediata revancha. En este sentido el aspecto más débil del juego podría ser en partidas a 3 jugadores, en las que es necesario introducir un jugador virtual con equipos predefinidos en las reglas (que si están bien equilibrados) sin cartas de acción para poder disputar torneos de mayor o menor duración. En este sentido algunos jugadores valorarán positivamente la posibilidad de incluso introducir partidas en solitario contra estos equipos predefinidos, aspecto que por cierto no ha sido incluido en las reglas pero que se puede implementar sin mayor dificultad.

Sin tratarse de un juego de simulación, el juego si incorpora muchos elementos que dotan a las partidas de realismo, como la pequeña ventaja que otorga jugar como local, cartas de acción de contraataque, la mejora de los equipos mediante las reglas de cantera, sustituciones durante el partido, etc. que indudablemente aportan al juego ese sabor a fútbol que queda patente en las partidas y que hacen de Masters of Football una sólida alternativa a otros juegos de fútbol del mercado.

Dejar un comentario