Essen 2014: Green Deal

En la mayoría de las ocasiones los juegos de editoriales pequeñas tienen realmente complicado hacerse un hueco entre las novedades más destacadas de la feria y buena prueba de ello es la ausencia de este tipo de lanzamientos en las diferentes listas de juegos destacados de la feria, normalmente copadas por títulos de las grandes editoriales que pueden invertir en expositores de mayor tamaño y, por consiguiente, en mayor número de mesas. De cualquier forma esto no parece desanimar a creadores como Juma Al-JouJou, que presentaba su primera creación a través de su editorial Karma Games tras su financiación a través de la plataforma alemana startnext.de, donde dobló la cantidad necesaria para la publicación del juego.

Tablero y componentes de Green Deal

Tablero y componentes de Green Deal

A grandes rasgos podemos decir que Green Deal es un juego de temática económica en el que durante la partida los jugadores han de invertir en cartas de proyecto y de acción. En el juego hay unas 30 cartas de acción diferentes que otorgan distintas habilidades. La ronda comienza con una ronda de subasta simultánea para determinar el orden de turno. En el tablero los jugadores pueden cooperar o dañar financieramente a los jugadores situados en posiciones adyacentes. En el juego existen 4 categorías de proyectos de manera que para los jugadores será importante el desarrollo de todas ellas, ya que al final de la partida obtendrán puntos extra en función del área que menos hayan desarrollado. Además, los jugadores pueden mejorar su imagen al exterior mediante campañas de imagen que podrán activar en diferentes áreas.

Green Deal se divide en 10 rondas en las que los jugadores tratan de desarrollar su corporación lo máximo posible, sin dejar de lado su imagen exterior, para conseguir el máximo número de puntos de victoria posible. Cada ronda comienza con una subasta del orden de turno. Los jugadores marcan en una rueda la cantidad de dinero en metálico que quieren invertir en dicha subasta y muestran sus apuestas simultáneamente. El orden de turno en Green Deal es fundamental, ya que solo una cantidad limitada de cartas estará a disposición en cada ronda. Para medir la capacidad económica los jugadores tienen dos marcadores: el nivel de dinero en metálico y el nivel de ingresos. En cada ronda, y tras la subasta, los jugadores suman su valor de ingresos a su nivel de dinero en metálico, marcando éste último el dinero disponible de forma inmediata.

Las ruedas de la subasta

Las ruedas de la subasta

Tras la subasta, en la fase de inversión, los jugadores pueden comprar una carta de sostenibilidad, una carta de acción o también pueden pedir un préstamo. Tras ellos, también pueden comprar 1 marcador de campaña mediática, pagar dividendos a los inversores y/o jugar cartas de acción que hayan comprado previamente. En las partidas para 3 y 4 jugadores habrá disponibles solamente 2 y 3 cartas de sostenibilidad respectivamente por lo que el orden de turno es, como comentamos anteriormente, crucial en este aspecto. Las cartas de sostenibilidad representan distintos avances en los que la corporación de los jugadores ha decidido invertir. En cada una de ella se indica el tipo y tamaño del proyecto, la categoría (tenemos cuatro diferentes en el juego), la cantidad de dinero en metálico que cuesta, los ingresos que proporciona (que pueden ser negativos) y los puntos de victoria que otorga. Al adquirir la carta los jugadores ajustan sus niveles de forma inmediata, tanto en cuanto a dinero en metálico e ingresos como en cuanto a sostenibilidad, para lo que disponemos de una tabla en al tablero para cada tipo de proyecto.

Las cartas de acción generan efectos inmediatos, que en algunos casos los jugadores pueden activar durante la fase de inversión. En algunas cartas de acción de indica también la duración del efecto (en algunos casos hasta el final de la partida) y los puntos de victoria que otorgan al final de la partida. Hay un tipo de carta de acción especial disponible para todos los jugadores en todas las rondas que otorga 1 marcador de campaña mediática o +4 en el nivel de dinero en metálico, aunque si lo jugadores eligen esta carta no podrán elegir otra carta de acción o de sostenibilidad en esta ronda.

Al final de la fase los jugadores pueden comprar marcadores de campaña mediática, que han de mostrarse públicamente, pagando con dinero en metálico, pedir préstamos (solamente si no han comprado cartas de sostenibilidad durante la ronda) que si no son devueltos durante la partida restarán puntos de victoria. Además, los jugadores pueden decidir pagar dividendos a sus inversores, también en dinero en metálico, obteniendo puntos de victoria dependiendo de la cantidad empleada.

Ejemplos de cartas de sostenibilidad

Ejemplos de cartas de sostenibilidad

Si los jugadores adquieren una carta de sostenibilidad durante la fase de inversión, los jugadores han de colocar una pieza correspondiente al nivel y tipo de la carta sobre el tablero. La primera de ellas ha de colocarse en un lugar específico y posteriormente los jugadores deben colocarlas de forma adyacente para expandir geográficamente su influencia. Al colocar piezas del mismo tipo de forma adyacente, los jugadores propietarios de las piezas verán incrementado su nivel de ingresos, que subirá tantos niveles como sea la media del nivel de las piezas colocadas adyacentemente. Por el contrario, si la pieza colocada es de mayor nivel que la que estaba sobre el tablero, el jugador puede decidir competir con su oponente. De esta manera, el nivel de ingresos del jugador propietario de la pieza de menor nivel desciende tantos espacios como sea la diferencia de niveles entre ambas piezas y el nivel de ingresos del jugador propietario de la pieza de mayor nivel asciende el mismo número de espacios.

Por último, en la cuarta, séptima y décima rondas tiene lugar un análisis de la imagen de la empresa hacia el exterior. Los jugadores usan los marcadores de campaña mediática de forma secreta en cada una de las cuatro categorías sumándolos a su nivel actual. Por cada tipo de proyecto, los jugadores obtienen 8, 4 y 2 puntos de victoria para el primer, segundo y tercer puesto respectivamente. Al final de la partida, los jugadores también obtienen puntos de victoria en función de su nivel de ingresos, con 12, 8 y 4 puntos de victoria para el primer, segundo y tercer puesto.

Tablero de Green Deal

Tablero de Green Deal

Green Deal destaca sobre todo por su interacción y tal vez su aspecto más original sea la colocación de las piezas en el tablero de influencia geográfica. Normalmente tomar la decisión de colaborar o competir no es trivial y dependerá del momento concreto de la partida. Asimismo, los jugadores han de equilibrar en todo momento el balance entre dinero en metálico y su nivel de ingresos, ya que de ello dependerá en buena medida que puedan conseguir un buen puesto en el orden de juego y que puedan comprar las cartas que necesiten en el fase de inversión. La interacción también tiene lugar durante la adquisición de cartas, sobre todo en partidas de 3 y 4 jugadores ya que no todos los jugadores podrán comprar una de ellas. En definitiva Green Deal es un más que digno debut editorial aportando una nueva visión a los juegos de corte económico, que suelen adolecer de un aspecto como la interacción entre jugadores que muchos aficionados encontrarán interesante. Habrá que estar atento para ver que nos trae Karma Games para la próxima feria de 2015.

Comentarios
Una respuesta a “Essen 2014: Green Deal”
Dejar un comentario