Reseña: Los príncipes de Catán

Inauguramos una nueva serie de reseñas elaboradas originalmente para el blog Con un Par de Juegos que ahora rescatamos para publicarlos CUBO Magazine. 

Los Príncipes de Catán es un juego de mesa diseñado por Klaus Teuber y publicado en España en 2012 que mejora a su antecesor Los Colonos de Catan: El Juego de Cartas para dos Jugadores que fue publicado en 1996 en Alemania y, posteriormente, en 2008 en España. Por tanto, estamos ante una edición completamente revisada. En el juego de los Príncipes de Catan controlaremos uno de los dos principados de la colonia de Catán, teniendo que desarrollar y ampliar nuestro principado para tratar de obtener la corona del reino. Para ello, podremos adquirir nuevos recursos, colonizar, desarrollar y proteger nuevos poblados o ciudades además de comerciar entre otras opciones.

¿Jugamos? ¡Empecemos a Jugar…!

Ficha:

Nº Jugadores: 2
Idioma: Castellano
Edad Recomendada: 10 años
Duración: 30-75 min.
Es un juego de cartas, concretamente está formado por 180 cartas en su totalidad, además de 2 fichitas de madera (Ficha de héroe y comercio) y 2 dados (un dado normal y otro con símbolos). Entre los presentes componentes, están incluidas tres expansiones o set temáticos, quedando las cartas desglosadas de la siguiente forma:
  • Set Básico de 94 cartas.
  •  Set Temático de “La Edad del Oro” de 27 cartas.
  •  Set Temático de “La Edad del Caos” de 28 cartas.
  •  Set Temático de “La Edad del Progreso” de 31 cartas.
 
Cartas del Set Básico, La Edad del Oro, La Edad del Caos y La Edad del Progreso.
 

 
180 cartas, 2 Fichitas de madera y dos dados

Los componentes son de buena calidad, aunque como punto  negativo hay que añadir el tamaño de las cartas y que algunos bordes de las cartas no forman un ángulo recto sino redondeado y, como consecuencia, se suelen doblar al barajar. Además, en caso de enfundar, advertimos que las fundas sobran un poquito en las esquinas redondeadas de las cartas y a lo alto, así como que las cartas enfundadas no cogen en el ensamble de plástico que trae la caja, por lo que hay que retirarlo y dejar todas las cartas sueltas en la caja.

La mecánica del juego es sencilla. En el centro de la mesa se colocan mazos de cartas de robo, cartas comunes y eventos (éstas últimas se jugarán cuando uno de los dados así lo exija y, normalmente, beneficia o perjudica a uno o ambos jugadores con sus acciones) a disposición de los dos jugadores durante la partida. Tras colocar correctamente las cartas de regiones, caminos y poblados con los que empiezan cada jugador y tras robar del mazo de robo las cartas que correspondan en el inicio de la partida, cada jugador juega en orden su turno, estando éste compuesto de cuatro fases:

  • En la primera fase, se lanzan los dos dados y se resuelven sus resultados con las acciones que correspondan. Uno de los dados es numérico e indica la región que incrementa en una su materia prima, mientras que el otro es un dado de acción, siendo sus acciones: Asalto del ladrón (Icono de Garrote)donde el jugador que tenga más de 7 materias primas, pierde todas sus reservas de oro y de lana; Comercio (Icono de Balanza) donde si un jugador tiene la ventaja comercial, recibe una materia prima a su elección de su oponente; Fiesta (Icono de Arpa) donde cada jugador recibe 1 materia prima a su elección y si un jugador tiene más puntos de habilidad que su oponente, sólo él recibe 1 materia prima a su elección; Cosecha abundante (Icono de Laurel) donde cada jugador recibe 1 materia prima a su elección; y, por último, Evento (Icono de Interrogación) donde el jugador que ha tirado los dados roba la carta de evento superior de la pila y la lee en voz alta. Todos los jugadores afectados por el evento (pueden ser ambos, uno o ninguno) deben resolver las consecuencias del evento.
  • En la segunda fase, sin importar el orden y tantas veces como se quiera, el jugador puede jugar cartas tanto de su mano como de la zona común.
  • En la tercera fase, el jugador se descarta o roba cartas según el número de cartas que posea en su mano.
  • Y, finalmente, en la cuarta fase, de manera voluntaria el jugador puede intercambiar una carta de su mano por otra de los mazos de robo.
De esta forma, los jugadores trataran de ir aumentando sus regiones y poblados, comerciar, entorpecer al jugador rival con cartas de acciones o eventos, tratar de conseguir o quitarle al rival las fichas de madera (se obtienen por conseguir mayorías en cartas de fuerza o comercio) que otorgan puntos de victoria, intercambiar cartas… Con el objetivo de obtener los puntos de victoria necesarios antes que el otro jugador para ser el Príncipe de Catán y ganar la partida. Como venimos haciendo normalmente, no hemos querido entrar en detalle en la mecánica del juego, por lo que puede que algo no quede totalmente definido, claro o surjan dudas, pero recordar que la idea es dar a entender de forma muy abreviada en qué consiste y radica el funcionamiento del juego.
Existen 3 modos de juego:
1. Modo Básico: el objetivo es alcanzar 7 puntos de victoria. Su duración, aproximada, rondará sobre los 30 minutos a lo sumo.
2. Modo Básico + 1 Set Temático: junto con las cartas del set básico, se incluyen nuevas cartas del set temático elegido, se añaden nuevas reglas y el objetivo es alcanzar 12 puntos de victoria. Su duración, aproximada, rondará sobre los 60 y 75 minutos.
3. Modo Duelo de los Príncipes: junto con las cartas del set básico se incluyen los 3 set temáticos, aunque también se retiran ciertas cartas de cada set y se incluyen nuevas reglas. El objetivo es alcanzar 13 puntos de victoria. Su duración, aproximada, rondará sobre los 75 y 90 minutos.
 
Partida en Modo Duelo de los Príncipes.
VALORACIÓN:
  • Complejidad: Media. La mecánica del juego en sí no es compleja, cierto que tras leer el manual de reglas pueden surgir algunas dudas que se resuelven con su relectura. No obstante, debido a las múltiples acciones y combos que se pueden llevar a cabo durante la partida, creemos conveniente incrementar un poquito su complejidad en nuestra valoración aunque, eso sí, incidimos en que las cartas que tienen texto (no todas) lo exponen en castellano y de forma muy concisa.
  • Diversión: Muy Alta. Es difícil jugar a este juego y no disfrutar con ello, pues aporta un amplio abanico de acciones, estrategias y competencia entre jugadores que siempre transmite algo distinto. También, sus diferentes modos de juego junto con las tres expansiones que ofrece el juego otorga una alta y agradable jugabilidad. 
  • Azar: Medio. Como en todo juego de dados, el azar está presente. No obstante, como la acción que el jugador puede llevar a cabo en cada turno no depende en su totalidad del resultado obtenido en ese turno, consideramos que tiene un azar comedido y muy bien controlado.
  • Estrategia: Media-Alta. Conforme avanza el juego, el jugador en sus turnos irá trazando su estrategia y modificándola a medida que su rival o cartas de evento le entorpezcan o así lo demandé la situación, contrarrestándose el azar de los dados o cartas como consecuencia de las múltiples de acciones que puede realizar durante cada turno de forma muy correcta. Una vez contralada la mecánica del juego y conocidas sus cartas, ofrece diversas estrategias que son aptas para cada situación.
  • Dependencia del Idioma: Media-Baja. El juego está editado en castellano y la mayoría de las cartas contienen texto, pero su contenido es muy claro y preciso. Asimismo, el manual está muy bien explicado, estructurado y también define de forma más concreta las acciones de algunas cartas.
  • ¿Lo Recomendamos? Si, para nosotros es una compra obligatoria en una ludoteca de 2 jugadores. Si buscáis un juego de cartas exclusivo para dos jugadores, con un poquito de azar, estrategia, sencillo pero con una complejidad media y que no sea un filler, éste puede ser vuestro juego. Además, tiene un buen precio.
  • Opinión de Br0k3r: Este juego cambia mucho según la modalidad que juguéis. Por ejemplo, en su modalidad básica es muy soso y sólo lo recomiendo para comprender la mecánica del juego la primera vez que se juegue. Respecto a las otras dos modalidades, me encanta. Me aporta unas sensaciones… raras y diferentes que pocos juegos hasta ahora me han transmitido pues, aunque reconozco que me encanta, durante la partida es un juego que me transmite sensaciones de amor/odio, según vaya mi estrategia. ¿Por qué? Es frustrante ver cómo una tras otra vez, en ocasiones, tu rival te tumba, literalmente hablando, y cuando te vuelves a levantar teniendo tu estrategia preparada para trazarla, te vuelve a tumbar y te toca improvisar; pero cuando es tu rival el que sufre las consecuencias de tus acciones o de las cartas de eventos… ¡Cómo disfruto, como un enano! A mi favor, diré que no soy al único que le aporta sensaciones de amor/odio tras ver y analizar a mi pareja mientras jugamos, es como mirarse a un espejo. No obstante, os aseguro que siempre podéis hacer algo, pase lo que pase, y que las partidas suelen ir muy ajustadas en cuanto a puntuación, lo que añade esa tensión extra por quién ganará. Y para finalizar, quiero resaltar la jugabilidad que ofrecen las expansiones porque cada una aporta algo nuevo y, al mismo tiempo, van equilibrando un poquito más el juego.
  • Opinión de Campanilla: Bajo mi opinión, es un juego muy abierto, con muchas posibilidades a la hora de llevar a cabo una estrategia aunque todo se puede ir al traste si tu oponente se anticipa y tiene suerte con sus cartas, ya que puede acabar con lo que llevas hecho o planeado de forma rápida. También es muy importante contar con puntos de fuerza y comercio para obtener ciertas ventajas, aunque el juego compensa al jugador que no posea estas ventajas con otras cartas que lo penalizan para tratar de compensar. La duración es algo más larga que la de los juegos a los que estoy acostumbrada a jugar, pero la verdad es que ni te das cuenta y se pasa rápido. En definitiva, debes tener en cuenta tu estrategia, pero también que tu oponente puede acabar con ella por lo que debes cambiar rápido el chip y seguir con otra si no quieres dar la partida por perdida.
Comentarios
Una respuesta a “Reseña: Los príncipes de Catán”
  1. Tropa Friki dice:

    Muy buena, es la única que ns falta por añadir a nuestra colección!

Dejar un comentario